14 errores que a veces cometemos al planear una boda

Te preparas con un año de anticipación, has soñado con el día de tu boda desde que eras una niña y ahora que se acerca la fecha esperas que todo salga como siempre quisiste, pero como evitar aquellos pequeños errores.

1. Planear sin tener una lista tentativa del número de invitados: Lo primero que debes de hacer antes de elegir el salón para la recepción es definir una lista probable de invitados, ya que de esto dependerá la capacidad del salón. Es muy probable que el número de esa lista varíe, pero te va a servir para guiarte en el tamaño de tu boda, así como también en la realización del presupuesto.

2.Hablar solamente de la boda: En muchas ocasiones el relacionar todo con la boda puede pasar desapercibido para ti, pero cuando llega el momento de convivir con tu novio, la boda no debe ser una prioridad, su relación sí. Es por eso que te recomendamos que se tomen un día de la semana en el que no hablen de nada relacionado a la boda, les servirá mucho para despejarse y de crecer como pareja.

3.Obsesionarte por que alguien se “copie” de tus ideas: Sin duda alguna le has dedicado muchísimo tiempo y esfuerzo para ese día tan especial y es por ello que quieres que tu boda sea única y especial. Pero que pasa cuando te enteras que alguna conocida compró el mismo vestido que tú, o contrato al mismo grupo, florista, etc. Pues si compró el mismo vestido que tu, la verdad es que no pasa nada por que a cada persona le luce muy distinto el vestido, en cuanto a las demás ideas originales que tengas trata de no gritarlas a los 4 vientos y se más discreta para que esto no te vaya a suceder.

4.Comprar un vestido una talla más pequeña: Encontraste el vestido perfecto y llegó el momento de mandarlo pedir y decides elegir una talla más pequeña “por que estás a dieta y lo vas a adelgazar” y no lo dudamos, sin embargo lo mejor sería mandar pedir la talla que te queda en este momento y ya que llegué tu vestido para las primeras pruebas ya le puedas hacer las modificaciones necesarias. Recuerda es mucho más fácil quitar tela que poner tela.

5. Cambios de última hora: Estas a semanas de tu boda y te das cuenta que los centros de mesa que elegiste no son los que quieres. No te preocupes si todavía tienes tiempo suficiente puedes ir a hablar con la florista y comentarle acerca de tus inquietudes, platica con ella para ver si pueden hacer los cambios sin modificar tanto el presupuesto. En caso de que varié mucho, otra opción que puedes hacer es agregar algún detalle pequeño que lo haga lucir diferente y se adecue más a tus gustos.

6.Errores en las invitaciones: Te entregaron las invitaciones y te das cuenta que el nombre de tu mamá está mal escrito. Lo primero que debes hacer para que esto nunca suceda es pedirle a tu proveedor una muestra aunque sea por medio de la computadora para ver como quedarían y así tu checar perfectamente toda la ortografía para que no vaya a haber algún error. Si no tuviste oportunidad y ya te las entregaron con algún error y ya no hay tiempo suficiente para corregirlas no pasa nada, entrégalas así. Lo importante es que la fecha y el lugar estén correctos.

7.Pasarte del presupuesto: Si no llevas un control de tus gastos y no planeas con tiempo es probable que esto suceda, así que lo mejor sería llevar un registro de los anticipos y los futuros pagos para que vayan viendo como van y de esta manera si ven que se están comenzando a pasar del presupuesto, tratar de ir recortando gastos que no son tan necesarios.

8.Dejar todo para el final: Falta solamente 1 semana para tu boda y te falta liquidar a todos tus proveedores, no haz hecho tu maleta, no has recogido tu vestido y tienes más pendientes por terminar. Para evitar este tipo de situaciones, te sugerimos que recurras a una agenda o a algún calendario en donde planees terminar todos los pendientes relacionados a la boda una semana previa a la boda. Con el fin de relajarte y disfrutar de tu última semana en casa.

9.No delegar: Si eres de esas novias obsesivas que no confía en nadie y que le gusta hacer todo por ella sola, te aconsejamos que comiences a planear tu boda con suficiente tiempo de anticipación, ya que la planeación de una boda requiere de ayuda de familiares o en algunos casos de expertos en bodas. Puesto que el día de la boda tu no vas a poder atender algún imprevisto, lo mejor sería que alguien cercano a ustedes este al tanto de todo para así poder ayudarlos y que ustedes disfruten de su día.

10.Llegar a la boda y hacer corajes por que no eran las flores, no era la comida, no era la música: Al momento de entrar a la Iglesia te das cuenta de que esas no eran las flores que habías elegido o no era el coro o algún otro imprevisto. Pero afortunadamente ya te estas casando y es el día que siempre soñaste y depende solo de ti si lo disfrutas o no, así que te suplicamos dejar a un lado los pequeños detalles y enfocarte en disfrutar su día que solamente se vive una vez en su vida.

11.Separar a última hora tu vestido:Si esperas mucho tiempo para ordenar tu vestido de novia lo que puede pasar es que no esté listo a tiempo o que nadie quiera comprometerse a tenértelo.Muchas novias deciden esperarse hasta dos meses antes para separarlo y es un tremendo error, lo correcto es hacerlo con 6 meses de anticipación, mínimo, y más, si te lo van a hacer.

12.Alargar los acuerdos prenupciales: Sabes que al casarte por el civil, tienes que decidir junto con tu pareja, si se casan por bienes separados o bienes mancomunados, ¿verdad?. Pues el error de muchas parejas es que por pena o por no tomarle importancia, dejan la plática sobre el tema para una semana antes de la boda.

No es conveniente alargarlo porque si se casan por bienes separados, necesitarán un documento especial notariado (no te preocupes, lo redactan las notarías), y esto generalmente no se hace de un día a otro.

Hay parejas que realizan otro tipo de condiciones por escrito y obviamente hay que hacerlas con tiempo para que el día del civil (ya sea que se realice antes o el día de la boda) esté todo listo.

13. Pláticas prenupciales a última hora: Infórmate con tiempo en qué iglesias y cuándo son las pláticas prenupciales, necesarias para tu presentación por la Iglesia (recuerda que la presentación se hace, mínimo, 3 meses antes de tu boda).El error es pensar que las pláticas de dan semana por semana y cuando quieras se pueden tomar o que sólo son de un día. ¡Pues no!, en muchas iglesias se hacen sólo una vez al mes, y en otras es necesario ir los dos últimos domingos de mes, por ejemplo.

14.Peelings y depilaciones a último minuto: Muchas novias piensan que dejar para la última semana antes de la boda o para uno o dos días antes, la depilación y/o peeling es lo mejor para verse radiante y maravillosa el gran día. ¿Qué hay de malo con eso? Pues en muchos casos la piel tiene reacciones diversas ante estos métodos, las más comunes son irritación y una especie de mini ronchas y en el peor de los casos, infecciones.

No cometas este error, haz todo lo relacionado con la belleza, sobre todo de tu cutis, 15 días antes de que te cases, y de preferencia, prueba estos procesos meses antes para que te des cuenta de la reacción de tu piel, a lo mejor no pasa nada y puedes hacerte los tratamientos de belleza uno o dos días antes.

Vía | Nosotros 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *