Atuendo de gala, saca ese vestido del armario

atuendo-de-gala

En las ocasiones que has sido invitada  a un evento de gala seguramente lo primero que ha pasado por tu mente es “¿qué me voy a poner?”. A menos que en la invitación esté especificado cómo debe ser la etiqueta de vestido, lo mínimo que se espera de los atuendos de gala es un vestido de noche.

¿Qué clase de vestido debes usar para un evento de gala? Estas son varias opciones y, en caso de que los vestidos no sean una opción para ti, una última alternativa que no los incluye.

El siempre funcional vestido negro

Inicialmente es necesario hacer la acotación, no cualquier vestido negro funciona, si el que tienes en casa es más una malla que llega  a los muslos, definitivamente no es una buena opción y habrá que conseguir uno más formal.

Por lo demás, el vestido negro siempre es el héroe de la noche. Basta con “decorarlo” de acuerdo a la ocasión, por ejemplo, para una cela de gala puedes combinarlo con una chalina plateada o dorada y accesorios un tanto llamativos que hagan juego pero sin llegar a la exageración. Se trata de lucir elegante, no de prenderse hasta el último collar encontrado.

Vestido a formal a la rodilla

Aunque bien podría pensarse que al tratarse de un evento de gala lo indicado sería usar vestidos largos, en algunas ocasiones bastará con un vestido que llegue a la altura de la rodilla. En estos casos hay que tener cuidado con el diseño del vestido, desde el corte hasta el estampado, pues podría confundirse con un vestido de cocktail. Se recomiendan los colores duros o bien, estampados muy básicos y simples, nada de flores y evitar los colores pastel.

Traje formal tipo esmoquin

No todas las mujeres son entusiastas del uso del vestido y eso también lo saben las marcas. Existen variados diseños de trajes con pantalón tipo esmoquin que son muy femeninos y elegantes. Se recomienda usar joyería discreta, un peinado alto y zapatos de tacón para dar el toque de elegancia al atuendo.

¿Con cuál te quedas tú? Cualquiera que sea tu elección, lo importante es que te sientas cómoda para que disfrutes de tu evento al máximo en lugar de preocuparte por cómo te ves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *