Cómo escoger y combinar flores para tus centros de mesa

 

centros de mesa

Una de las partes más encantadoras de la decoración de un evento son los centros de mesa. Resaltan la belleza de la mantelería y es posible combinarlos con el resto del lugar para mantener un equilibrio en los colores.

¿Sabes cómo combinar las flores? La elección de la materia prima de los arreglos es primordial, mira cómo elegir las flores y los colores para que tus centros de mesa luzcan hermosos.

Lo primero que tienes que hacer es definir qué tipo de flores vas  a usar. Debes tener en consideración que éstas deben combinar con el resto de la decoración en tu evento, como los manteles, globos, etcétera. De ahí que sea muy importante esta primer elección pues las flores que elijas deben existir en los colores de tu evento para que no desentones.

Las rosas son comúnmente utilizadas por esta razón, existen en una gran variedad de colores e incluso de pueden “teñir” para que tengan los mismo tonos que el resto de la decoración del evento. Si las rosas no te convencen, busca otras que sí tengan los colores de tu gusto y que no te generen mucho trabajo encontrarlas.

Considera también el alto de los centros de mesa, aunque lucen muy bien, los que son muy altos o muy frondosos limitan la vista de los invitados cuando están sentados a la mesa lo que les puede complicar algo tan sencillo como establecer una conversación entre ellos debido al obstáculo visual.

Para un centro de mesa básico es recomendable que se combinen de 2 a tres colores y tipos de flores. Por ejemplo, dos rosas blancas y un clavel rojo; así sólo resta sumarles detalles verdes haciendo que el contraste sea muy llamativo. Por supuesto esto no es regla ni limitante, puedes elegir lo que quieras sólo cuidando que luzca bien y no desentone con lo demás.

¿De qué colores?

  • Blanco: da un toque de elegancia, pureza y sofisticación. Denota más formalidad que otros colores, puedes acompañarlo con velas o bien, combinarlo con colores más audaces y vibrantes.
  • Amarillo y naranja: son colores vivos y alegres, más recomendables para eventos de día o al aire libre. Combinan espectacularmente con colores como fucsia, verde limón o rojo. En el caso particular del naranja también queda muy bien para eventos en otoño pues simula el color de las hojas de temporada, sólo hay que elegir un tono más quemado.
  • Rojo: es un color fuerte y protagonista, muy bondadoso si se sabe combinar. Puedes utilizarlo plano o bien, añadir otros colores como rosa claro, verde claro o blanco. Dependiendo de la combinación que elijas podrá verse muy formal o más relajado.
  • Rosa: es de los colores más femeninos y dulces, refleja tranquilidad y romanticismo. Puedes combinarlo con toda la gama de rosas o morados, igualmente con el blanco.
  • Morado y azul: son colores que brindan un clima de elegancia y glamour, al combinarlo con flores lila, fucsia o verde limón se hacen más vibrantes.
  • Verde: aunque es un color poco explorado tiene la ventaja de manejar una gran variedad de tonalidades lo que permite jugar con la disposición de los elementos. Son muy recomendables para combinar no con flores, sino con frutas, manzanas por ejemplo.

¿Cómo elegirás tus centros de mesa? Ahora ya tienes más conocimiento de todo lo que puedes jugar con ellos, ¡date gusto!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *