cocteleria

¿Cómo elegir las bebidas para tu banquete?

Hoy nos centramos en la importancia que la bebida tiene en el banquete o fiesta temática, destacando el vino como la bebida indispensable de toda celebración nupcial.

Siempre hacemos referencia a la importancia de proporcionar comida de calidad en todas las fases del banquete, pero aunque no lo digamos tanto ofrecer la bebida adecuada durante toda la celebración es también fundamental. Repasamos los momentos de la boda en los que la bebida, y en concreto el vino, ocupan un lugar protagonista.

¿Qué bebidas ofrecer en cada momento? Limonada, el vino, cava…

 

En la recepción de los invitados

En esta primera fase de la fiesta lo más adecuado es ofrecer refrescos, limonada o mucha cerveza ya que es común en una fiesta temática.

Como acompañamiento del menú

Aunque no a todo el mundo le gusta el vino, en este momento tan crucial esta bebida es la que goza de mayor popularidad es alguna fiesta temática. Para el primer plato lo mejor es decantarse por un vino suave que no robe protagonismo a la comida. Para el segundo plato dependerá de si este se trata de un pescado o de carne. A poca experiencia culinaria que tengas, sabrás que el vino tinto es que mejor acompaña a la carne, siendo el blanco el mejor compañero del pescado. Nuestro país tiene una gran riqueza vinícola, por lo que dependiendo del sitio donde vives, podrás optar incluso por alguna denominación de origen. Una vez servidos los postres a los que les debe acompañar una capa de champagne, llega el momento de los licores: se recomienda una variedad que incluya orujo de hierbas y crema de orujos.

La barra libre

Esta puede comenzar en la mesa, ofreciendo los camareros directamente ahí la primera copa o una vez acabe la cena y comience la fiesta. En términos económicos la opción b es la más recomendable, porque si se sirve en mesa la primera consumición, el precio de la barra libre empezará a contar desde ahí.

Ah y sí, en la barra libre dentro de las bebidas que te ofrecen no hay algo que te apetezca, por ejemplo, Jägermeister, siempre lo podrás proponer al proveedor o comprarlo aparte.

Vía: luciasecasa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *